14 oct. 2016

El Poder de la Oración

La oración es un puente que conecta a usted con el creador del universo:
La oración es un pasaporte para llegar al trono de Dios. Usted puede estar en su cuarto, por la fe en su imaginación puede
transportarse al trono de Dios usando la oración. Él es el puente, Él es el creador de todo el universo ¿ya pensó en eso?
Usted tiene acceso directamente al Padre, y ¿quién fue que le dio acceso? El Señor Jesús.
No se olvide que es importante que la oración sea inteligente. No necesita ser repetitivo, usted no comienza a conversar conmigo
diciendo: tía, yo quiero, yo quiero mucho, tía, yo quiero, yo quiero, no va a tener sentido hablar de esa manera. Sea directo y
claro en aquello que usted quiere.
La oración no sirve solamente para pedir, ella también sirve para aclarar dudas, hablar lo que está pasando dentro de usted y lo
que usted está sintiendo.
Cuando nadie parece escucharle a usted, cuando nadie se interesa por lo que usted dice o siente y se encuentra solo y excluido,
Dios quiere oír su voz. Él se interesa por usted y está a su lado. Usted no está solito. Puede usar ese canal importante para
conversar con el como un gran amigo. Observe lo que la Biblia dice sobre eso.
“Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. (Filipenses 4.6-7)
Entonces todo aquello que está dejándolo ansioso, puede y debe llevarlo en oración hasta Dios. Hable con Dios todo aquello que
le está causando preocupaciones, imagine que pone todas sus ansiedades sobre el altar delante de Dios, mientras habla todo lo
que le está causando ansiedad a Él. Entonces usted tiene la promesa de que Su paz guardará su corazón y su mente. La
tranquilidad que necesita se encuentra en esta simple enseñanza.
La oración también sirve para mantener nuestro corazón puro, ¿recuerda que hablamos sobre eso?, Dios es Santo y por eso no
podemos convivir con Él teniendo un corazón sucio por odio y pecados.
La oración también sirve para pedir perdón de los pecados. Todos los días debemos realizar esto, pidiendo perdón por los pecados
que sabemos que cometemos y hasta por los pecados que cometemos inconscientemente.
También necesitamos estar muy atentos para no distraernos durante el día al punto de separarnos por un momento de la
presencia de nuestro Dios y quedar sin hablar con Él.
Necesitamos siempre recordar de colocarlo en primer lugar en todo lo que hagamos durante el día, desde una simple comida
hasta aquella gran dificultad que enfrentamos en nuestra casa o nuestra escuela. Eso es todo lo que Él quiere, participar de todos
los momentos de nuestra vida.
Hay personas que piensan que Dios solo se interesa por lo que hacemos dentro de la iglesia y que somos despreciables en todo lo
demás, hay personas que piensan que Dios tiene otras cosas que hacer que andar preocupándose por nuestros pequeños
problemas.
Dios no es limitado, no debemos limitarlo, él está siempre preocupado con todo lo que acontece en nuestra vida, pero solo puede
actuar si lo invitamos. Por eso haga de que el partícipe de toda su vida.
Este atento para separar un momento a solas con él, vea lo que el Señor. Nos orienta sobre esto:

“Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu
Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público”. (San mateo. 6.6)
La oración es un momento a solas con Dios.



8 oct. 2016

El Poder de la Oración

Vea algunas formas de usar la oración:

"Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia..." Efesios 6:18

Al despertar, debemos presentar a Dios nuestro día para que todo nos valla bien. Al entregar nuestro día en las manos de Dios
confiamos que todo lo que vaya a acontecer será lo mejor para nosotros.
Al caer la noche, debemos agradecer por el día maravilloso que Dios nos proporcionó. A veces el día ni siempre puede haber sido
bueno, pero la gente no tiene noción de los problemas de que Dios nos ha liberado.
Ese debe ser nuestro compromiso antes de irnos para la cama, pues si conseguimos llegar hasta Él, tuvimos una oportunidad
exclusiva que Él permitió. Ese es nuestro pan de cada día, y hablar con Dios es oír su dulce voz.
Antes de cada alimento, debemos agradecer por la comida que recibimos y pedirle a Dios porque nunca nos deje faltar el
alimento en nuestra casa. Muchas personas no tienen nada para comer porque el espíritu de la miseria entro en la vida de ellos.
Dios no es Dios de miseria el promete que comeremos lo mejor.
Entonces si en su casa usted no encuentra comida usted puede indignarse en contra del espíritu de la miseria y unirse al
pensamiento de Dios para apartar la miseria de su vida. Puede tener la certeza de que si usted reacciono en oración en el nombre
de Jesús creyendo en lo que usted está hablando ese espíritu maligno ira a salir y en poco tiempo su familia se va a recuperar.
No se dé por vencido, el diablo es como un piojo. ¿Usted ya tuvo un piojo? Cuando usted quiere sacar el piojo ni siempre sale todo
en la primera vez que usted se coloca el remedio. Tiene que insistir, insistir, hasta que el salga. Quien resiste más es el que va a
vencer.
Nadie va a ser perezosos para deshacerse de los piojos porque nadie quiere ser picado por los piojos para siempre, ¿verdad? A
pesar de ello nadie va a renunciar a la lucha contra el diablo y los demonios.
No tenga miedo del diablo, si usted tiene una buena relación con Dios, tiene autoridad para luchar contra el diablo. Es normal
que el mal intente asustar a las personas, pero Dios es mucho más fuerte, por eso tenemos que estar junto a Él.
Dios es un amigo muy cercano, muy allegado a nosotros, es un amigo muy especial que usted tiene. Usted no deja de hablar con
un amigo especial ¿sí o no?, por eso debe hacer la oración y tenerla como un hábito diario.


 

About