30 jul. 2013

¿QUIERES O NO?

Ya debes haber oído la frase: "Quien quiere,  hace. Quien no quiere, da disculpas" Y pensando en ella podemos ver cuán verdadera es y tiene total  relación con nuestro trabajo en la EBI. Hablo eso por experiencia propia y por ver innumerables ejemplos a mi alrededor hoy en día.
¿Sabes cuándo planeas tu clase con el mayor amor, inventas cosas buenas,  pides la dirección al Espíritu Santo, comienzas hasta a ensayar todo? De repente te ataca un dolor de cabeza o de estómago, o algo da errado... inmediatamente te quedas indignada y amarras rápido esa situación, porque sabes que es el diablo intentando pararte.
Por otro lado, está aquel día en el que no preparaste absolutamente nada, o simplemente no querías dar la clase. Creo que la mayoría quedó esperando aquel dolorcito, o usando cualquier cosa como disculpa. Dice para sí misma que está haciendo de todo para ir a la EBI,  se convence de que está actuando correctamente. Algunas todavía tienen el coraje de decir: "Ah... cuando es para Dios a mí me gusta hacer las cosas de todo corazón. Si es para hacer de cualquier manera, entonces mejor no hacer."
Pues bien,  ahí está.  ¡Quien no quiere, DA DISCULPAS!
Realmente, para Dios debemos hacer de todo corazón. Si lo que vas a hacer en la EBI no es así,  entonces pide para salir y ve a hacer aquello en lo que, verdaderamente, darás frutos. Claro, lo mejor es que tomes conciencia, cambies y pases a servir como debe ser.
Tengo la costumbre de decir que no hay ningún problema que nos impida de dar lo mejor para Dios. Ni familia, ni problemas financieros o sentimentales  pueden influenciar en nuestro servicio. Ni mismo ciertos problemas de salud, pues dependiendo de la gravedad, la persona se esfuerza en hacer algo para Dios. La única área de la vida capaz de tornarnos infructíferas es la espiritual.  Por eso, educadora, si no estás dando frutos en lo que haces  y tu trabajo ya se torna cansado entonces lo espiritual no está bien.
Como mencioné, ya estuve de los dos lados de la historia. Ya di mucha disculpa,  pero también ya pasé por encima de dolores físicos y sentimentales para dar mi mejor en la EBI. ¡Ya llegué llorando minutos antes de la reunión,  pero tuve que olvidar todo y Dios nunca me desamparó! ¡Él no te desamparará!
¿Y tu vida cómo ha sido? ¿Eres de las que quieren o de las que no?  Independientemente de la situación,  puedes cambiar.  Si hasta entonces has dado más disculpas que resultados,  ¡todavía es tiempo de cambiar!
¡Besitos!
Jessica Fonseca

29 jul. 2013

UNIDAD 4

La perfecta voluntad de Dios
REFERENCIA BÍBLICA
Romanos 12:2 y Jonás 1, 2, 3 y 4

OBJETIVO DE LA CLASE
Enseñar a los niños que solo conseguimos comprender la voluntad de Dios para nuestra vida cuando cambiamos nuestra mente.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR
“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

INTRODUCCIÓN
Educadora, comience este momento mostrando para la clase su Biblia. Escoja un niño (a) y pida que el o ella cierre los ojos. Cerciórese que no este mirando. Esconda la Biblia y pregunte al niño (a) donde esta la Biblia (Espere la participación) Si el o ella demora en descubrir entonces usted le dice donde la escondió. Concluya diciendo lo siguiente: Están viendo niños, nosotros podemos jugar a esconder objetos e incluso escondernos nosotros mismos, sin embargo ¿será que conseguimos escondernos de Dios? Sera que es posible huir de El? En la historia de hoy vamos a conocer a un hombre que intento huir de Dios. ¿Vamos a saber lo que sucedió? Entonces quédense quietecitos que ya va a comenzar.

LA PERFECTA VOLUNTAD DE DIOS
Había una vez, un pastor llamado Jonás. Vamos a repetir el nombre de el, Jo-nás! Eso mismo, ustedes aprenden rapidito. Un día, Dios mando al pastor Jonás a ir hasta la ciudad de Nínive. Dios quería que el enseñara Su Palabra para las personas de aquella ciudad, pero Jonás no quería enseñar, pues a aquellas personas no les gustaba el pueblo de Jonás. Que cosa fea, ¿no es verdad amiguitos? Caerse mal uno con el otro.

Entonces Jonás huyo, pues no quería hacer la voluntad de Dios. El pago el pasaje y fue a viajar de barco para otro lugar. Amiguitos, cuando el pastor Jonás estaba dormido, vino una lluvia muy fuerte y el barco caso se volcó. Los hombres que estaban con el en el barco quedaron con mucho miedo (Educadora, haga una expresión de preocupada) y levantaron a Jonás. El sabia que aquello que estaba sucediendo era culpa de el. ¿Saben lo que sucedió? niños, Jonás fue tirado al mar. ¡Que peligro! ¿verdad? Amiguitos, solo entren en el mar o en una piscina si un adulto estuviere con ustedes, ¿entendieron? Y un gran pez se trago a Jonás. El pastor Jonás quedo dentro de aquel pez por tres días (Educadora, muestre tres dedos a los niños). Pero allá adentro del pez, el pidió disculpas a Dios y hablo que iba a obedecerlo cuando saliera del pez. Entonces, el pez vomito al pastor y el cayo en la arena de la playa. Después el fue para la ciudad de Nínive y hablo de la Palabra de Dios para aquellas personas.

CONCLUSIÓN
Amiguitos, al inicio Jonás no quería obedecer a Dios, sin embargo después que salió de la barriga del pez, el Le obedeció. Amiguitos, nosotros debemos ser obedientes para que podamos tenerlo siempre cerquita de nosotros. Quién aquí será un niño obediente, diga ¡“yo”! ¡Esta ligado!

ACTIVIDADES

19 jul. 2013

UNIDAD 3

PERSEVERANDO EN LA VOLUNTAD DE DIOS
REFERENCIA BÍBLICA
Hebreos 10:36, Números 13:25-33; 14:24, Josué 1:9;6; 14:1-15

OBJETIVO DE LA CLASE
Enseñar a los niños que cuando perseveramos y hacemos la voluntad de Dios, recibimos la bendición que deseamos.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR
“…porque es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengas la promesa.” (Hebreos 10:36)
INTRODUCCIÓN
Lleve a la sala una ilustración de una trompeta o una trompeta de verdad, que será usada en la hora de la historia. Educadora, comience este momento preguntando: ¿Quién de ustedes ya necesito esperar muchos días para recibir un regalo? (Espere la participación de la clase) Cuando la mamá dice que va a darle un regalo, usted queda esperando y lo quiere recibir inmediatamente, ¿no es verdad? En la historia de hoy vamos a escuchar sobre dos hombres que creyeron en la promesa de Dios y recibieron el regalo que el Señor prometió a ellos. ¿Vamos a descubrir que regalo era este? ¡Entonces quédense quietecitos que ya va a comenzar!

PERSEVERANDO EN LA VOLUNTAD DE DIOS
Había una vez dos amigos que se llamaban Josué y Caleb. ¿Vamos a repetir los nombres de ellos? Jo-su-é y Ca-leb. ¡Eso mismo! Amiguitos, Josué y Caleb eran de Dios. Un día, Dios dijo que ellos y todo el pueblo de Israel iban a vivir en un lugar muy bonito, donde habían arboles con frutitas deliciosas, hummm. Un lugar muy bonito. Saben amiguitos, en aquella época el pueblo de Dios estaba viviendo en el desierto, un lugar donde solo había arena, no tenia ríos, mar, ni arboles. El pueblo sufría mucho en aquel lugar, y por eso Dios dijo que daría a ellos una ciudad muy buena para vivir. El nombre de aquel lugar, era Canaán, ¿vamos a repetir el nombre de la ciudad? Canaán. Pero para llegar hasta esa ciudad, el pueblo de Dios debía pasar por la ciudad de Jericó. Saben amiguitos, Jericó era una ciudad con un muro bien grandote (Educadora, abra los brazos dando la impresión de grandeza), y allá vivían los enemigos del pueblo de Dios.

¿Saben lo que Dios hablo a Josué? El hablo a Josué que tomara las trompetas, (muestre la ilustración o la trompeta real) y distribuyera al pueblo y marcharan hacia el muro. Ellos obedecieron e hicieron eso por seis días (muestre seis dedos), y en el séptimo día (muestre siete dedos), ellos tuvieron que tocar las trompetas y gritar bien fuerte. Así ellos hicieron y ¿saben lo que sucedió? El gran muro cayo. ¡Viva! Y después de algún tiempo Josué y Caleb fueron bendecidos y conquistaron la tierra prometida.

CONCLUSIÓN
Amiguitos, cuando obedecemos a Dios somos bendecidos. Dios siempre responde a nuestras oraciones y nos bendice. Entonces pidan a El aquello que ustedes necesitan, y El les dará, ¿Entendieron? ¡Amén!

ACTIVIDADES

10 jul. 2013

LAS EBIs VIVIENDO LA FE DE LA CAMPAÑA DE ISRAEL


EBI Sede Nacional

EBI Chinandega

EBI Las Américas



EBI EN ACCIÓN
Educadoras Evangelizando
Educadoras EBI Sede Nacional

Educadoras EBI Chinandega

Educadoras EBI Bluefields

Educadoras EBI Masaya

UNIDAD 2

El hombrecito Zaqueo
REFERENCIA BÍBLICA
Lucas 19:1-10

OBJETIVO DE LA CLASE
Enseñar a los niños que llamamos la atención de Dios, cuando hacemos la voluntad de El.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR
Deléitate asimismo en el Señor, y él te concederá las peticiones de tu corazón.” (Salmos 37:4)

INTRODUCCIÓN
Educadora, confeccione un sombrero de hojas de papel periódico. Escoja a un niño y pida que vaya al frente de la sala y que cierre los ojos. Mientras tanto, pida que la educadora auxiliar coloque el sombrero en otro niño. Pregúntele al niño escogido: ¿Cuál de estos amiguitos esta diferente? (Espere la participación: Ciertamente el niño que esta con el sombrero llamara mas la atención). Diga: El o ella (apunte al niño que tiene el sombrero) esta diferente, porque esta usando un sombrerito de papel periódico, y por eso llamo su atención. Hoy vamos a conocer la historia de Zaqueo que, para ver a Jesús, hizo algo diferente. ¿Vamos a descubrir lo que el hizo? Quédense quietecitos que ya voy a comenzar.

EL HOMBRECITO ZAQUEO
Había un hombre bien bajito (Educadora, bájese), cuyo nombre era Zaqueo. El trabajaba recibiendo dinero (Haga un gesto referente al dinero, frote los dedos y pida que ellos la imiten). Amiguitos, Zaqueo hacia una cosa muy equivocada, (Haga una expresión seria) pues el se quedaba con el dinero de las personas. ¿Podemos hacer eso niños?  (Espere la participación) ¡Claro que no! (mueva su cabeza o su dedo, indicando que no, y pida a ellos que la imiten).

Zaqueo descubrió que Jesús iba a pasar cerquita de su casa, y muchas (haga con las manos un gesto que exprese mucha cantidad) personas estaban esperando para verlo pasar. Pero Zaqueo no conseguía ver a Jesús y por eso, decidió subir a un árbol. Que peligroso, ¿verdad niños? Pero Zaqueo consiguió lo que quería y cuando estaba allá encima, Jesús lo miro y le dijo: “Zaqueo, baja de ahí, y llévame a tu casa” ¡Que súper! (haga una expresión de alegría) ¡Jesús iba a quedarse aquel día en la casa de Zaqueo!

El se quedo tan feliz que pidió disculpas a Jesús, por las cosas que hacia y resolvió devolver a las personas el dinero que había robado.

CONCLUSIÓN
Zaqueo pidió disculpas a Jesús y le dijo que nunca mas haría aquellas cosas equivocadas. Después de aquel día, el aprendió que debería hacer cosas buenas que agradaban a Dios. Quien va a obedecer y hacer cosas buenas diga “yo”. Eso mismo, Jesús se quedara muy feliz con ustedes.

ACTIVIDADES

5 jul. 2013

IDEAS EBI

Linda idea para el versículo de la semana..
Colaboración EBI Sede Nacional

2 jul. 2013

UNIDAD 1

El joven rico
REFERENCIA BÍBLICA
Mateo 19:16-22

OBJETIVO DE LA CLASE
Enseñar a los niños que debemos hacer la voluntad de Dios, y decir no, a nuestra voluntad

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR
Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”  Mateo 6:10

INTRODUCCIÓN
Educadora, comience este momento haciendo la siguiente pregunta: Niños, si ustedes tuvieran la oportunidad de ver a Jesús y estar cerquita de El, seria muy bueno ¿verdad? Jesús esta aquí entre nosotros, aunque no lo podamos ver. Hoy les voy a contar sobre un joven que tuvo la oportunidad de hacer una pregunta al Señor Jesús. ¿Vamos a saber que fue lo que el pregunto? Entonces presten atención que ya voy a comenzar. 

EL JOVEN RICO
Existía un joven que tenia mucho dinero (educadora, haga un gesto refiriéndose a dinero y pida a los niños que la imiten). El vivía en una casa muy linda, se vestía muy bien y nada le faltaba. A aquel joven le gustaba escuchar la palabra de Dios. Un día, Jesús estaba enseñando a algunas personas y el joven fue hasta El y le pregunto: Señor Jesús, ¿que tengo que hacer para vivir en el cielo? Y Jesús le dijo que tendría que practicar todo aquello que conocía acerca de la Palabra de Dios, es decir, ser un joven obediente, bondadoso y no hacer mal a las personas. ¿Saben lo que el joven rico respondió a Jesús? El le respondió que ya conocía la Palabra de Dios. Entonces Jesús le dijo: Solo te falta una cosita: ve y vende todo lo que tienes y da todo tu dinero a los pobres que necesitan ayuda, y ven para que seas Mi ayudante, Mi discípulo.

Amiguitos, ¿ya se imaginaron ser un ayudante de Jesús y estar cerquita de El? Seria súper, ¿verdad? ¿Les hubiera gustado ser un ayudante de Jesús? (Espere la participación) ¿Y el joven rico? ¿Qué será que el hizo? Les voy a contar: El joven quedo muy triste, pues no quería dar su dinero a los pobres y se fue a su casa.

CONCLUSIÓN
¿Se dan cuenta amiguitos? El joven rico prefirió hacer su propia voluntad, en lugar de hacer lo que Jesús le había pedido. ¿Ustedes quieren hacer muy feliz a nuestro Jesús? Entonces sean obedientes. Quien entendió diga: ¡Amén!

ACTIVIDADES
 

About